Estos refuerzos metálicos se colocan en materiales que han sido perforados para evitar que se exponga el material y termine desgastado muy pronto, o bien , para que al momento de jalarlo se deshilache y termine roto.

Como aquellas argollas para está colocadas en las cortinas, que sirven como guía para el cortinero, los ojillos sirven para dar una buena estética, y como refuerzos para que las cortinas no tengan un hueco y se rompan fácilmente.